Metro Cuentos

domingo, 24 de agosto de 2008

Disculpa, la cola termina allá...

¡Realmente no sé qué pensar!

Yo no sé si la solución es colocar barras de metal (al estilo laberinto de una cola bancaria, pero sin la cinta; porque seguramente pasarían por debajo) para que la gente se vea OBLIGADA a hacer y respetar la cola al momento de esperar para entrar al vagón.

Y es que, me parece increíble que existan personas sin un ápice de ciudadanía o respeto a las normas -bastante simples- de un buen usuario Metro.

Seguramente hemos sido testigos, al menos en alguna ocasión, de personas que sin importarles aquellos que han estados minutos haciendo cola, simplemente se paran en todo el medio donde se supone abrirá la puerta del vagón, para entrar de primeros y ser por supuesto "LOS VIVOS DEL LUGAR".

Toda la cantaleta surge por un incidente en el metro ocurrido hace semanas.
En la estación Plaza Venezuela, justo cuando el vagón está llegando, una muchacha se coloca en medio de las dos colas reglamentarias, y además con cara de molesta, como si los infractores fuéramos nosotros, procede a esperar que se detenga el vagón en el andén para ocuparlo. Un señor, con tono amable le toca el hombro y le indica dónde estaba el final de la cola. La "señorita" se encolerizó y empezó a pronunciar toda palabra soez que su vocabulario conocía.


Cuando entré al vagón, me tocó viajar al lado de la muchacha. Se encontró con una conocida que le dijo: "Ajá te coleaste", en tono de broma.
"¿Viste al sapo ese que me regañaba? No sé qué se cree ese -inserte grosería aquí-, si no me coleo, no entro... hay que ser vivo. ¡Sapo! sí tú, y que mandándome de última. Vuelves a tocarme el hombro y te agarro a c0#a..."
Mi cara era un poema.

"Bueno mana voy al trabajo, qué ladilla"
"Igual yo. Nos vemos después"
Y se bajaron en la siguiente estación.

Es triste ver que las personas no acatan las normas por iniciativa propia (ojo, no digo que son todos), que todo parece funcionar si hay una persona de seguridad dirigiendo y vigilando, pero "si no me están viendo, me coleo".

A aquellos que esperan como debe ser en cola, paciencia, algúúúún día todos acatarán las normas. (¿Utopía?)
A aquellos que se colean ... acatar las normas nunca le hizo daño a alguien!

¡Seguimos leyéndonos!

5 comentarios:

  • Probablemente si se lo hubiesen dicho sin amabilidad y con ganas de matarla no se sale con la suya. Si tengo a algun coleon cerca por lo general me le atravieso y no dejo que se me colee. Pero tristemente hay mucha gente que piensa como esa chica y para colmo se molesta!!!...de igual forma están las personas que si hacen su cola.

    Al menos aun queda gente que si trata de ser un "buen usuario metro".

    De Blogger Psique, A las 24 de agosto de 2008, 17:26  

  • Amo a mi Pais y lo escribo con mayusculas, porque es algo con corazon y alma.....pero gentesita de esa, es la que me empuja a querer agarrar mi pasaporte europeo y arrancar a la mismisima porraeuropa, donde un paco los manda a atragantarse un jamon con hueso y todo. En mi bella Venezuela, pues, tienen la anuencia de otro lote de degenerados igualitos.
    Estoy cansada de tanta lucha, de darme codazos con tanto vivo, tengo muchas cosas para hacer y estos seres son verdaderas cadenas con grilletes y todo. Ya bastante con los secuestros para torturarse.
    He dicho !
    P.D. Disculpa tanta descarga corazon !!! pero nunca habia entrado en un blog donde se ventilara el principal trauma por cual tenemos que regentar la mitad decente de este pais.

    Besos. y continua con tus temas, merecen un Oscar.

    De Blogger Fran, A las 26 de agosto de 2008, 14:41  

  • No obstante, en Plaza Venezuela creo que si la gente terminó adaptándose al "laberinto amarillo" para esperar su turno e ingresar al vagón.

    Pero si, los abusadores que se paran en el mero medio de la mitad del centro de la puerta existen. Se paran con los brazos cruzados, el pecho inflado y casi haciendo puchero mientras piensan en falso tono reflexivo de telenovela "...me sabe la cola, ¿oyeron?..."

    En Chacaito también implementaron hace algún tiempo el "pasillo pintao'" para organizar el acceso al tren, aunque he observado que le hacen menos caso que al de Plaza Venezuela; no sabria decir si sea por falta de costumbre o por ser más pequeña el área pintada.

    En fin, disculpen el excesivamente largo comentario ;-) parece casi un post.

    Saludos.

    De Blogger Dhha, A las 27 de agosto de 2008, 16:37  

  • Venezuela es hermosa por todos lados, pero por ese tipo de gente es que esta vuelta un desastre!

    En el metro es que aun hay cierto apice de respeto y orden!

    Buen post!

    De Blogger Guso, A las 27 de agosto de 2008, 18:29  

  • Si no estuviera apurado, yo la lanzo a los rieles cuando el tren va llegando, pa' que sea seria.

    Y sí, creo que el Sistema Metro debería implementar alguna política de sanción a los usuarios que no siguen las reglas.

    De Blogger ORCC, A las 2 de septiembre de 2008, 8:36  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]



<< Página principal