Metro Cuentos

lunes, 15 de enero de 2007

¿a quién le pedirías ayuda?

Hoy presencié una conversación en el metro que me enterneció mucho y quería compartirla con ustedes.

Una señora de unos 52 años, le da el asiento a una mujer jóven con dos hijos, un bebé de a lo sumo un año y una nena simpatiquísima de 5. La señora se cansó de los llantos del bebé porque tenía hambre, y le sacó conversación a la niña; y ya casi al final de su conversación, intercambiaban las siguientes frases:

Señora: ¿qué harías si te quedas encerrada en el vagón?
Niña: No me quedo encerrada, siempre estoy con mi mamá, ella me agarra mi manita.
S: Sí, yo sé, pero imagina si tu mamá te suelta un momentico y la puerta se cierra y te quedas adentro del vagón solita, ¿qué harías?
N: pido ayuda, que me lleven a mi casa.
S: ¿Y a quién le pedirías ayuda?
N: uhmmm si no está mi mami, le pediría ayuda a Dios

No faltaron comentarios irónicos como "claro... como están las cosas ahora al unico que se puede recurrir en estos casos es a Dios porque con este malandrero loco en elmetro... bla bla bla". Pero que lindo que aún los niños conserven esa inocencia, y que nos los consigamos en el metro.

Etiquetas: , ,

5 comentarios:

  • Ojitos Aguaos ;)

    De Blogger Curiosa, A las 16 de enero de 2007, 9:30  

  • Lo bonito de los niños!

    De Blogger Psique, A las 16 de enero de 2007, 17:26  

  • Bello, pero ese debe ser un tema de conversación con nos niños, decirles que pueden hacer en caso de .... Mi sobrino se nos perdió en las trinitarias y después de horas buscándolo, lo encontramos paradito en el carro esperándonos ahogado en llanto. www.elblogdegloria.com

    De Blogger Prof. Gloria Carrasco, A las 17 de enero de 2007, 18:33  

  • Bueno es, que conserven esa certeza¡

    Es por eso que resulta bien conveniente dejar deambular nuestros niños. Esa seguridad que perdemos con el paso del tiempo, sólo la vemos reflejados en los niños.

    Una dulzura de metrocuento...tenia que venir de ti¡ Un beso.

    De Blogger Consuelo, A las 18 de enero de 2007, 4:27  

  • Excelente anecdota! Por eso es que dice la escritura que para entrar al cielo debemos hacernos como niños. O sea, tener esa inocencia y certeza de que de Dios todo viene.

    De Blogger Fitò...!!!, A las 20 de enero de 2007, 20:50  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]



<< Página principal